902 481 483
902 481 483

Mantenimiento de Campos de Fútbol con Césped Artificial.

El césped artificial deportivo está sometido a un uso directo y agresivo por las pisadas con botas de los jugadores, impactos de balones, suciedad incrustada, etc, que en condiciones de uso normal provocan un deterioro de la superficie y producen alteraciones en las condiciones de juego.

Los campos de fútbol llevan un relleno de arena de sílice y un elemento amortiguador -generalmente gránulos de caucho procedentes del reciclado de neumáticos- que garantizan los parámetros de elasticidad correctos para la práctica del fútbol. Sin embargo, debido a la acción normal de los jugadores sobre el campo, ese elemento amortiguador se va compactando, reduciéndose la elasticidad y dejando la superficie dura.

Por otra parte y también debido al uso normal, hay zonas del campo muy sensibles, como los puntos de penalti, áreas de portería, córners y puntos de saque, donde el caucho tiende a desplazarse. También son zonas sensibles las juntas de unión entre los rollos de césped artificial que componen el campo, que pueden despegarse o romperse.

Para recuperar las condiciones óptimas de juego hay que llevar a cabo periódicamente unas actuaciones de mantenimiento que fundamentalmente consisten en:

La periodicidad adecuada de este Mantenimiento Estándar es de dos actuaciones al año.

Las consecuencias de no realizar un adecuado mantenimiento son: se acorta drásticamente la vida útil del campo, se produce un grave deterioro de las condiciones de juego debido a la compactación del caucho y la pérdida de elasticidad, y se desgasta prematuramente la fibra del césped artificial al debilitarse y romperse debido al chafado.

Igual importancia tienen las zonas sensibles, por lo que la falta de mantenimiento ocasionarán lesiones a los jugadores y roturas en el pavimento que finalmente obligarán a acometer costosas reparaciones que en los casos más extremos, llevan a tener que cambiar toda la superficie de césped artificial. Y con la inversión que supone un campo de fútbol, lo idóneo es procurar la máxima durabilidad en las mejores condiciones posibles.

Extracción de Caucho

Tras la instalación de un campo de fútbol con césped artificial, la fibra vista es aproximadamente de 1,5 cm respecto al relleno de caucho. Normalmente al cabo de 5 años y debido al desgaste, la longitud de las fibras del césped artificial han perdido entre 1 y 1,5 cm, dando como resultado un campo totalmente negro en lugar de verde.

Aparte del negativo impacto visual que ofrece un campo negro, esta circunstancia dificulta los movimientos del balón y el rendimiento deportivo. Sería como instalar un césped de 5 cm de longitud de hilo, con un relleno de 6 cm.

Aportación de Lastre (arena de sílice y/o caucho).

Es muy común que se produzcan pérdidas de caucho, dado que es un elemento muy volátil y queda tanto en las botas de los jugadores como en las canaletas de recogida de agua. Las lluvias torrenciales y el exceso de riego también provoca desplazamientos del caucho, por lo que habitual la aportaciĆ³n de lastre en muchos campos.

¿Quieres que te
llamemos?
Nombre
Apellidos
Correo.e
Teléfono
C.Postal
Acepto politica de datos
financiacion
presupusto
virutalia
corandplay
tenemos 5 razones
solicta presupuesto
financiacion
kit autoinstalacion

SOBRE
NOSOTROS

SOCIOS Y
PARTNERS

INNOVACIÓN
Y CALIDAD

INTERESA
SABER

¿QUIERES ABRIR UNA
FRANQUICIA?

902 481 483
info@cespedsolucion.es